LLÁMANOS AL
912 379 163 / 607 852 935

¿UNA SESIÓN DESDE CASA?
PSICOTERAPIA ONLINE

TE AYUDAMOS

Problemas de conducta

Los problemas de conducta son comportamientos agresivos y desafiantes, que suelen ser impulsivos y repetitivos y que solo consiguen dañar a las otras personas.

Cuando hablamos de problemas de conducta generalmente nos estamos refiriendo a los niños y adolescentes. Algunos de los comportamientos que suelen considerarse un problema son estar enfadado o perder los estribos a menudo, discutir con adultos o negarse a cumplir las normas que estos les asignan a menudo, mostrarse resentido o rencoroso con mucha facilidad, molestar a los demás de manera intencional, culpar a los demás de su propia conducta.

Problemas de conducta

Dicho así ¿te parece que tu hijo o hija esté teniendo alguno de estos problemas? Quizá lo que más nos llamaría la atención a la hora de definir estos trastornos es donde está el límite entre una conducta normal del niño por el mero hecho de ser niño y donde empiezan las dificultades en la regulación del impulso de hacer daño o portarse mal. Porque desde luego, estaremos de acuerdo en que los niños necesitan límites, a grandes dosis, igual que cariño. Así que la primera tarea es mirar si estas conductas entran dentro del desarrollo normal del niño o adolescente.

Hoy en día el término más común relacionado con los problemas de conducta en niños y adolescentes (y a veces mal utilizado) es el TDAH (Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad).

El problema de conducta en los niños es uno de los síntomas más llamativos que hay, dado que la conducta normalmente se utiliza como un medio para conseguir la atención y como meta final, para regularse. Normalmente suelen requerir la atención que de otra manera no están consiguiendo. A veces también pueden estar expresando un malestar con respecto a algo que les está ocurriendo. Es como si tuviéramos un pequeño altavoz, solo que hay que traducir lo que nos está queriendo decir el niño o la niña con esta conducta. Estamos hablando de que aún no está formado ni desarrollado del todo su mundo racional, ni sus conexiones neuronales entre sus emociones y su razón en el cerebro, para poder ponerle palabras, como los adultos lo hacemos, a aquello que les pasa. Y es por esta razón por la que necesitan expresarlo a través de la acción.

En ocasiones el trabajo es aprender a manejar estas situaciones, a entender qué le puede estar pasando y qué nos está pasando a los adultos también con esa situación.

En el fondo, muchas veces la solución está en las manos de los cuidadores y cuidadoras principales: mamás y papás, abuelos, profesores, etc. Y a veces es necesario también echar un vistazo a todo el entorno del pequeño para llegar al núcleo de la cuestión. Y en tanto que podemos entenderlo, podremos a su vez, ayudarle para que su conducta mejore.

Si estás en una situación parecida, en Dülae podemos resolver, desde nuestra área de infantil, todas las dudas que puedan surgirte.

LLÁMANOS AL
912 379 163 / 607 852 935

¿UNA SESIÓN DESDE CASA?
PSICOTERAPIA ONLINE

No esperes más ¡Podemos ayudarte!