LLÁMANOS AL
912 379 163 / 607 852 935

¿UNA SESIÓN DESDE CASA?
PSICOTERAPIA ONLINE

TE AYUDAMOS

Rabietas

Los comportamientos como llantos, gritos, dar patatas, tirar cosas son propios de los niños y niñas en los primeros tres años de vida.  Algunos niños pueden tener rabietas más frecuentes que otros y para los padres pueden resultar comportamientos muy molestos.

rabietas

Es importante entender que estos comportamientos contribuyen al desarrollo psicológico de los niños, y son un período normal y necesario en su evolución.  A través de las pataletas los niños empiezan a expresar más su yo, a dar los primeros pasos donde diferencian su mente de la mente de sus padres. Es decir, empiezan a sentirse y a darse cuenta que son una mente independiente a la de sus padres, que pueden hacer cosas por sí mismos, que sus deseos no coinciden con los de sus padres, y que necesitan y pueden querer tener más control sobre todo lo que les rodea. Éste deseo de independencia y de tomar conciencia puede resultar muy abrumador.  Los niños no disponen de las habilidades para expresar y regular sus emociones dando lugar a explosiones emocionales o rabietas, como forma de expresar enfado y frustración.

Las rabietas, al igual que otros comportamientos típicos de la edad, suelen desaparecer por sí solas.

Es importante que los padres estemos presentes, se trata de oportunidades para apoyar, acompañar y educar al niño a regular sus emociones, reconocer sus necesidades y emociones. Como padres es importante aprender a identificar qué situaciones, causas y momentos en los que pueden surgir las rabietas. Esto es importante porque dependiendo de la causa lo manejaremos de una forma u otra. Es decir, no es lo mismo que el niño este cansado o tenga sueño que se monte la rabieta porque quiere conseguir algún juguete.  El motivo de la rabieta nos dará la forma de manejarla y ayudarle así a regular sus emociones y necesidades.

Os recomendamos buscar ayuda psicológica cuando las rabietas ocurren en edades más avanzadas, puesto que pueden ser un indicador de una gran dificultad para regular las emociones o un indicador de problemas emocionales.  La ayuda profesional podrá aliviar a los padres y al niño y mejorar el vínculo entre vosotros. Además, si las rabietas se dan entre el primer y tercer año pero se dan las siguientes circunstancias, la terapia psicológica os guiará para gestionarlo:

  • Pensáis que no podéis gestionarlo sin alguna pauta.
  • Las rabietas os parecen demasiado intensas y muy frecuentes.
  • Desde el entorno cercano del niño (profesores, monitores, etc) os indican que las rabietas son demasiado frecuentes o intensas.
  • Si el niño se hace daño o hace daño a otros durante este estado emocional.
  • Las rabietas hacen que el niño tenga dificultades para relacionarse con sus hermanos, amigos u otros miembros de la familia.
  • Cuando os cuesta calmar al niño y poner límites.
  • Cuando sentís que no entendéis que genera las rabietas o cómo llevar a cabo las pautas que os dan profesores, pediatras, etc.
  • Cuando las propias rabietas hacen que empiezas a sentir rechazo por tu hijo.
  • Como padres, sí  ante  estas conductas os sentís muy desbordados, sentís que perdéis el control o sentís mucha rabia.

LLÁMANOS AL
912 379 163 / 607 852 935

¿UNA SESIÓN DESDE CASA?
PSICOTERAPIA ONLINE

No esperes más ¡Podemos ayudarte!